Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Estoy de acuerdo con la reflexión de Escalante, pero el Presidente Maduro muchas veces se me parece a Hamlet, con una sazón de Gandhi. Venezuela ha tenido y todavía tiene recursos para dirigir una campaña mediática de ofensiva a nivel mundial, y en esa campaña no tiene cabida Dios. La mayoría de los medios de comunicación actuales son antros de delincuentes que se dedican a la falsimedia, y cual es el problema de no acudir a ellos, si todos tienen un precio. Algo parecido a Vargas Llosa, que se vende al mejor postor. En las conflagraciones de cualquier tipo, «si no matas, te matan», por consiguiente, si la falsimedia arremete contra Venezuela, utilicemos la misma táctica. Me explico, si han logrado que Maduro sea el dictador mas horrible de la historia, que nos cuesta anunciar que Trump practica la pederastia con su hijo, e insistir; que La Bachelet se la cogía Pinochet y Piñera era su cabrón. Al mundo le da más sabor una noticia alarmante, y no le importa un coño investigar si es veraz o falacia. Entonces disparemos con nuestros «Dragunov»
    noticias que impacten, y que Mefistófeles se sienta orgulloso.

    Si Cristo murió en la cruz por un ideal que utilizan los asesinos para limpiar sus genocidios, entonces, «lo que es bueno para el pavo es bueno para la pava.» Que es inmoral, amoral , o coño de madre esa actitudes, que importa si todo es por defender La Patria. No es posible que el primer productor de narcóticos del mundo es Colombia y el primer consumidor Estados Unidos, dos narcos estados con pruebas contundentes, y la falsimedia ha culpado a Venezuela de toda esa anomalía. Hasta la creación de un tal Cártel de los Soles, que existe nada más en las mentes de las putas madres de los engendros que originaron la mentira.

    La ONG en Venezuela, la mayoría son «quintas columnas» que agreden al Estado, pero parece que son celestiales, porque nadie se le ha ocurrido meterle la lupa y aplicar la ley. En los mismos países que nos asedian, a los capos de esos prostíbulos los hubieran quemados en la hoguera por estornudar frente al gobernante de turno,aquí en nuestro «coñaseado» terruño se limpian el culo con las leyes, y le tiran el papel embarrado frente Miraflores. «La impunidad estimula al delincuente», decía Galeano, pero pienso que en Venezuela la impunidad no solamente estimula, sino golpea a la justicia y después se la coge.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2021