Más Leídos

Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Profesora, gracias a la vida a usted la jubilaron y no tiene que calarse la indocta versión femenina de Guaidó, la doltora chimba Cecilia E Coli Arocha, la parida por su progenitora entre las sombras que habían sido vencidas en la UCV, pero que desgraciadamente por ignorancia e indiferencia,la comunidad ucevista se la entregó con sus respectivas sombras a la «reptora infernal».

    Si usted no la hubiesen jubilado no estaríamos leyendo sus reflexiones tan chéveres, porque la flatulencia, perdón, la influencia de su majestad Cecilia I, la hubiera absorbido como muchos educadores con intelecto, pero sin escrotos u ovarios, para parar la total destrucción de la universidad. El silencio cobarde de ellos, me inquieta, su actitud borrega me apesadumbra, y el último recurso que pensaba para salvar la UCV era que Diosdado la comprara y la pusiera a funcionar de nuevo y sacar todas las sombras a patadas. Pero al ciudadano lo atacó el Covid, y pensando que no regresaría, toda su gran fortuna que según dice «la oposición» el posee, insistió como siempre que el pueblo la tomara. Esperanzado corrí a ver que conseguía, hasta me comuniqué con amigos en el exterior a ver si había un yate,castillo,edificio,cualquier cosa pudiera tomar y nada, y en mi «automonólogo»(me asesoro en castellano con Carlita Angola) me «hablé a mi mísmo»: Tartufo no pierdas la esperanza, Diosdado pronto regresará y por consiguiente «la oposición» comenzará a enriquecerlo nuevamente, y ordenará como siempre al pueblo: «tomen las riquezas que dicen son mías». A lo mejor informan que le compró la UCV a la reptora Cecilia, y caso resuelto; el resto es tomarla, y expulsar las sombras.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2020