Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Pienso que el palangrismo es tan fatal como el terrorismo; los dos son criaturas del capitalismo. La mayoría de los genocidios a nivel mundial es preparada por los malditos delincuentes de la prensa, para luego presentarlos como una lucha por la libertad y la democracia.

    En Venezuela, el periodismo ha alcanzado niveles alarmantes, y ya no hay que cuidarse del malandro acostumbrado atracar, sino el palangrista que es capaz de vender su patria por unos dolares; y hasta de subastar la progenitora a cualquier proxeneta; sin olvidar las ONG, los prostibularios donde se tasa la desinformación.

    Pienso, que en una invasión a nuestro terruño, el palangrista debe ser tratado como enemigo; no debe ser permitido para su defensa, la falacia de que lo hacían obligados por el editor; el criminal no es nada más el que acciona el arma, sino el que motiva para usarla, y el que esconde con engaños las pérdidas de vidas inocentes.

    Cuando el genocida Elliot Abraham, confiesa los millones de dolares aportados a la prensa fascista venezolana, no me sorprendió; el asedio a una nación por el imperio bárbaro decadente comienza por los mal nacidos «comunicadores», luego secundados por los borregos apátridas. Entonces, ¿ En una ocupación a nuestro terruño merece piedad el mal nacido, hijo de engendro comunicador?

    «EL QUE DESCONOCE LA VERDAD ES UN IGNORANTE, PERO EL QUE LA CONOCE Y LA DESMIENTE ES UN CRIMINAL.» B. BRECHT

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2019