Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Que tiempos aquellos, «cuando éramos imbéciles y no lo sabíamos». ¡La verdadera democracia! Los presidentes podían tener sus barraganas y nadie le paraba bola, porque tenían todo organizado: los pobres con su hambre en los cerros, la clase media disociada y embobada viajando a Miami para ver las orejas de Mickey y la oligarquía engordando sus bolsillos. Uno joven soñaba con ser presidente para tener su puta, exhibirla ante la sociedad caraqueña y verla en fotos entregando cheques a la alta curia. Cuando volaba el helicóptero presidencial por la urbanización El Adecal, decíamos: Carlos Andrés le saltará el charco hoy a la Marianela. ¡Éramos felices!

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2021