Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Hecframar

    Basta leer los medios sociales para determinar el intelecto de la oposición extremista, y disociada. La esquizofrenia,el delirio y la psicopatía, aderezado con un analfabetismo cultural, muestran que la razón no existe en su conducta. El fascismo estimula sus egos, y la anomia refuerza su prepotencia.

    Se hacen llamar «sociedad civil» para que suene a ecuanimidad, pero no pasan de ser borregos guiados por factores externos, que los llevan a corrales donde los condicionan a repetir despectivamente falacias hacia otros que no comparten sus imbecilidades; o para agredir físicamente, cuando en su pensamiento anquilosado se le acaba el corto impulso. Por eso las guarimbas, expresión y actitud terrorista que no discrimina el objetivo a seguir, para luego con el disimulo de la prensa delincuencial y ONG corsarias, disfrazar y endosar que luchan contra una dictadura, que existe solamente en su condicionamiento de barbarie y salvajismo.

    Sus pastores les proveen de ilusiones y supersticiones, para donde hubo caos vean felicidad; y destrucción total, por la libertad y democracia. La IV República fue un oasis, y la actual un pandemonium. La destrucción de Irak, Siria, Libia,etc, un deber de un Estado de Destino Manifiesto, para sembrar la independencia y los correctos valores culturales». El anhelo de una invasión a Venezuela es un designio de Dios, para acabar con una dictadura que no existe, así no importe su asolamiento. Ellos viven en el mundo al revés; han perdido la noción de Patria, por la defensa de tener un rollo de papel higiénico.

    Decía Saramago: «Lo lógico, lo natural,lo simplemente humano hubiera sido que Abraham mandara al Señor a la mierda»; la oposición «venezolana» se ha postrado para que el amo imperial degolle la nación, y se convierta en una colonia como Colombia, o en un «oasis» a lo chileno. Viven una locura, que cuando no pueden devanar una idea, la completan con smarticones, o balbuceos de: je,je,je,ja,ja,ja.
    Tal cual al presidente intrauterino que pretende dirigir a nuestra nación; el enseñar sus nalgas ha sido su pensamiento crítico, y la cantidad de incertidumbres y comportamiento delincuencial su condición social.

    «Aquellos que te pueden hacer creer los despropósitos más absurdos, pueden hacerte cometer las mayores atrocidades.» Voltaire.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2019