Los logros de Santos

Para quienes  consideraban que  las afirmaciones del compatriota Diosdado Cabello  sobre el incremento de la producción y exportación de drogas  durante el gobierno del traidor Santos (vecina Colombia) eran simplemente un mecanismo utilizado por el compatriota para desacreditar al corrupto  santandereano J.M. Santos por su permanente y enloquecida injerencia en los asuntos de nuestro país, damos a conocer los datos que han sido dados a conocer por las Oficinas de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) al revelar que la superficie de siembra de hoja de coca pasó de 96.000  hectáreas  en 2015 a 146.000 hectáreas en 2016, un incremento de 50.000 hectáreas en tan solo 12 meses. (1)

Hace aproximadamente 4 años, la superficie de los cultivos de hoja de coca era de 47.790 hectáreas, llamando la atención que ese escandaloso aumento se haya producido durante el gobierno de Santos, siendo los departamentos de Putumayo, Nariño y Norte de Santander las entidades regionales donde ha sido mayor el incremento y donde se cultiva el 63% de la coca que se procesa en el país.

El informe indica que el aumento dado a conocer  se debe a una “reactivación de las zonas donde se había logrado algún nivel de control”.

La producción actual de coca se calcula en 866 toneladas o sea 220 toneladas más que en el 2015, siendo el 2013 el año de menor producción con 290 toneladas; ya la oficina de control de drogas de Estados Unidos había informado que las tierras de cultivo de coca  en Colombia habían crecido a 188.000 hectáreas y la producción de coca a 700 toneladas.

Llama la atención el hecho de que tanto el incremento de las tierras de cultivo de coca como su producción se ha materializado  justo cuando  las FARC-EP han decidido iniciar un proceso de conversaciones y negociaciones para el logro de la paz, entre los cuales se menciona el abandono por las fuerzas revolucionarias  de tierras de bajo o  nulo cultivo y ahora son “florecientes” tierras de cultivo de hoja de coca.

La “supuesta meta” del gobierno Santos era reducir en 100.000 las hectáreas de cultivo, pero ante el fracaso total de ese propósito, el Ministro de la Defensa Luis Carlos Villegas dio a conocer su inminente abandono del cargo al considerar la  ineficaz  o más bien complaciente política de  Santos en materia de drogas.

Es importante señalar que durante el gobierno del narco presidente Uribe, los cultivos de coca tuvieron un índice máximo de 98.000 hectáreas, llegando el 2012 a su punto más bajo de 49.000 hectáreas.

Un alto vocero ha dado a conocer: Cuando murió Pablo Escobar había menos de 50.000 hectáreas dedicas

al cultivo de coca, o sea que  Santos con  su “política antidrogas” le rompió el  record al asesinado líder de la mafia colombiana. Creemos que esta situación deben tomarla en cuenta los jerarcas del Premio Nobel para otorgarle un nuevo  premio al santandereano por su brillante aporte a la mafia criminal internacional.

(1).- La información no la recibió el compatriota Diosdado del Presidente Maduro.

Nota:  El narco presidente Álvaro Uribe Vélez (Expediente No. 82  en el listado de traficantes de la DEA), gobernó  de 2002 a 2010 y el actual santandereano J.M. Santos gobierna desde  2010 y posiblemente hasta el 2018 si los colombianos lo permiten, lo cual no parece seguro.

Autor: 

Aquiles Inciarte P.