LOS PENSIONADOS ESTAMOS PASANDO HAMBRE!

Juan Veroes

LOS PENSIONAD@S  SOMOS LAS VICTIMAS  DE ESTA  GUERRA  ECONOMICA

Juan Veroes

Si  algún sector  de  la  población venezolana, está sufriendo  las  consecuencias  de  esta  guerra  económica,  que los sectores  adversos  al  gobierno  están llevando   a cabo con la  finalidad  de  tumbarlo, somos  nosotros los  que  vivimos  de la  pensión  que mensualmente nos  pagan en las  taquillas  de los  bancos en Venezuela.

Los comerciantes bachaqueros, empresarios, transportistas, panaderos  y  farmacéuticos nos han puesto  la  vida de  cuadritos. Todo para  que  nosotros nos  arrechemos contra el  gobierno y le quitemos el  apoyo culpándolo de todas  vicisitudes  que  diariamente  sufrimos.  Se burlan de nosotros cuando nos  niegan o encarecen  las medicinas, las frutas, las  verduras  y  el pan y si nos  quejamos nos  dicen que   eso  es por  culpa  de  Maduro.

Los casi tres mil bolívares diarios que recibimos de pensión,  no  alcanzan ni para comprar un  desayuno o cualquiera de las medicinas que  diariamente nos toca consumir.  Nos han puesto a pasar  hambre  y nos quieren ver a todos  recogiendo latas  y  hurgando en los basureros comida,  para que  paguemos  por  el  pecado de  estar  apoyando  a esta   revolución  chavista.

Los sectores  poderosos  de la  economía  privada, que  manejan más  del 70%  la producción  y distribución de los  alimentos  y  servicios  necesarios  para  la  vida de los  venezolanos,  están confiados  que  con las  políticas  de  desabastecimientos e  inflación  que  están aplicando para  tumbar  a  Maduro  y  sacarlo  del  poder les va  a dar  éxito  y  que  nosotros  los  viejos y  viejas, como  nos  dicen,  vamos  a dar  el  brazo  a torcer  y les vamos  a dejar  instalar  de  nuevo el  gobierno  que  ellos  quieren.     

Llevamos cuatro años, desde que elegimos a Nicolás, siendo  las  principales víctimas  de la guerra   declarada  de  la derecha apátrida  contra el   gobierno bolivariano.  No se nos  perdona que   hayamos sido  nosotros  quienes  le  dimos  el  triunfo a Nicolás  Maduro  para  continuar  el  legado  dejado por  nuestro   Comandante  Eterno, Hugo  Chávez . Piensan  que  nos vamos  a rendir  por  hambre y  que  nos  entregaremos  a los  brazos  de  Lorenzo Mendoza  para  que  nos  dé  de comer.   

Cómo  no  tienen memoria  histórica, los  sectores de la  derecha apátrida, actúan  usando el estómago  para  pensar   y  creen  que  nosotros   hacemos  lo  mismo;   que  no  tenemos   memoria  y  dejamos   de  recordar   los  padecimientos   que  sufrimos  durante   los  40  años  que  ellos   gobernaron  a este  país,  que  no  era  nuestro   y   que paulatinamente  hemos  ido  rescatando,  luchando  a  brazo  partido  con  El  Comandante,   en los  18  años  que  llevamos  peleando por  hacerlo  soberano  y  liberarlo  de las  garras  del  imperio. No recuerdan ellos  que  ya nosotros   estamos  duchos  en  eso  de pasar  hambre  y  tener  escases. ¿O es que  se  olvidaron de “Escarlata y Perolito”, aquellos  dos  personajes  de la  Radio Rochela que  encarnaban Joselo y Nora Suarez  en  los  años  90? .

A  Los jóvenes menores de 30 años de edad les cuesta creer que los  venezolanos mayores de 60 años hayamos pasado hambre o  sufrido  por  escases en este país y sobre  todo  si  sus  padres pertenecían al 20 % de la población que era privilegiada por  trabajar  con el gobierno o se aprovechaba de la  renta  petrolera.  Ellos  hablan  de una época de  abundancia de  la  cual  el  80% de los  venezolanos  no  disfrutábamos y por  eso  cuando Chávez aparece, vimos  la  oportunidad de  salir  de la  pobreza que vivíamos y  le dimos  nuestro  apoyo y  con  el  logramos revertir las  estadísticas. 

Los mayores  de  60  años que  adversan al gobierno y luchan por  tumbarlo,  para entregarlo de  nuevo a las  empresas  transnacionales norteamericanas, le  decimos  que tienen todo  el  derecho de hacerlo, pero  deben recordar  que  en  el pasado ellos  eran minoría y vivían bien y  nosotros éramos  mayorías  y vivíamos mal   y que  no vamos  a permitir   el regreso   a ese pasado;  aun cuando en ello se nos  vaya la  vida.  Nuestra  capacidad  de  resistencia  es infinita y nuestros  estómagos no se asombran cuando  ven que tienen telarañas.

 Yó, Juan Veroes, a los  77  años  de  edad y todavía pobre; sobreviviendo con la pensión que  obtuve  hace  17  años  por  el  seguro social, no  estoy dispuesto a rendirme  y menos  por  hambre. Voy por la  Constituyente como vocero de los  Pensionados  y  Pensionadas con el No. 10 por la Región de los  Andes.  Te invito a que  el 30 de Julio no te  quedes en tu  casa y salgas a participar como venezolano patriota a luchar por  nuestro  país.

Juanveroes64@hotmail.com

JUAN VEROES/ENSARTAOS