Gabriela: "Espero que la MUD me acoja para mejorar mi estatus"

Ella llegó a la Defensoría del Pueblo con sus bellos rasgos de mulata, pero comenzó a alisarse el pelo, a ponerse trajes despampanantemente modernos, y su look todo sufrió un vuelco tremendo. Ya no se veía tan mulata, y fue “evolucionando” hacia la estirpe de la Tintori, a quien ahora ama con locura…

Por mucho tiempo creyó que ella era del pueblo como tantas veces le oyó decir al Comandante Chávez, pero hoy se lamenta no haberse operado la nariz y los labios y haberse sometido un permanente control para el bloqueo solar. Hoy ella se siente más cercana a los vikingos de la plaza Altamira, de la estirpe de los cruzados que fueron a Jerusalén a rescatar el Santo Sepulcro. Ella hoy dice que siempre estuvo en el bando equivocado, y que ella es de las que quiere “mejorar la raza”, aunque en modo alguno participaría en una marcha de la MUD porque podrían quemarla…

En el 2014, la ex defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez fue atacada en un restaurante caraqueño y los laboratorios mediáticos de la derecha como Dolar Today, se regocijaron en el hecho de que el fascismo estaba escalando silenciosamente en Venezuela, tras la violencia desatada en La Salida convocada por el Monstruo de Chacao,Leopoldo López.

Al parecer los golpes que le propinó una comensal (que se hicieron virales en las redes sociales) se le olvidaron y ahora se siente parte del mismo grupito de sus verdugos, que seguramente nunca dudarían en prenderle candela viva, como ya lo han hecho con otros seres humanos solo por “parecer” chavistas.

¿Creerá ella al igual que Luisa Marvelia Ortega que la derecha oligárquica algún día las va a recibir en su seno y las va a tratar como una hija muy querida?

 

 

 

Y... “EVOLUCIONÓ” HACIA LA ESTIRPE DE LA TINTORI...