Presiento que nos iremos de la OEA, no hace falta para nada esa mierda

Nos debimos haber ido hace quince años, después de aquella canallada que nos hicieron en el 2002, cuando la OEA apoyó al dictador Pedro Carmona Estanga. Habría sido una fabulosa oportunidad y una gran lección para el imperio que maneja hoy como mariquitas a países como Argentina, México, Brasil Uruguay, Chile, Colombia, Perú, Guatemala, Hondura, Panamá y Costa Rica. Ahí no está Cuba, nuestra hermana más querida, ¿para qué entonces seguir en esa guarida de perros falderos? Hoy estos países nos quieren asediar, y Colombia junto con México se quieren prestar para infame invasión, para el trabajo sucio, porque los gringos ni siquiera tendrán que mover un dedo, les bata utilizar a los paramilitares de Uribe.

Hoy nuestra querida ministra del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, aseguró que Venezuela defenderá  los derechos legítimos y soberanos de la patria esté o no dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA). Un buen signo. Chao, Almagro y tus enanos de largas trenzas.

“Venezuela, su Gobierno y su Revolución darán la batalla donde tenga que darse, y si la batalla está planteada en el seno OEA, pues sin duda alguna la daremos allí", expresó.

Nuevamente aseguró que el único que puede pedir la activación de la Carta Democrática es el gobierno de Venezuela cuando se ve amenazado el orden constitucional del país, “cosa que no ha sucedido”.

“La aplicación de la Carta Democrática es una histeria colectiva que ha sido promovida también por este grupo IDEA  que pretende la intervención de Venezuela”.

Por último, indicó que el grupo Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA),  es una organización “fantoche”, ya que varios de los ex presidentes que forman parte de este organismo están incursos en procesos judiciales por comisión de delitos de corrupción. 

 

PEDRO PABLO PEREIRA