Ce-ene-ene

¡ El medio es el mensaje! Ahora sí es verdad que se le vino el mundo abajo a los chavistas. Se arrechó ce-ene-ene y les dijo de todo, y nosotros tenemos a Julio –Matemático– Borges en Brasil-Colombia y más allá, y Luis –Canchunchú– Florido volando por todos los países y Lilian con Trump en los salones no ovales de la Casa Blanca y William –Zigatoka– Dávila molesto, porque no lo dejan salir del país a echarle bolas para tumbar al régimen, y nosotros esperando el gran coñazo.

Tenemos confianza en ce-ene-ene porque ya en Irak demostraron lo fuera de serie que son. Apoyaron siempre lo de las armas de destrucción masiva y atacaron tanto, hasta que los compañeros decidieron invadir y llevarle la democracia de Estados Unidos a ese país, que por lo visto todavía no ha aceptado la linda democracia que le ofrecieron. También inventaron vainas y escenarios de guerra en Libia, y después lo invadieron, y Obama, mientras tanto, ganando premio nobel de la paz gracias a que ce-ene-ene le decía dónde tenía que apuntar para invadir. Y con Siria también daban las noticias que tenían que dar para que entraran los compañeros del ejército de la libertad gringa y listo, se acabó lo que se daba, pero ahí el dictador es muy fuerte y ahora se metió Putin, y la vaina se nos ha puesto más jodida para acabar con la dictadura.

Aquí la cosa es fácil. Solo falta convencer al compañero Trump para que le eche bolas, porque ya los compañeros de ce-ene-ene hicieron lo que hicieron con Irak, con Libia y con Siria, así que solo faltan los compañeros del ejército de la liberación y de la paz de Estados Unidos, porque nosotros hemos demostrado que no servimos para un carajo, solo servimos para recibir dólares y darnos la gran vida inventando vainas raras y visitando a todo el que nos pueda ayudar. No hay que olvidar el coñazo que nos dieron los compañeros Micheletti y Alejandro Toledo, carajo, es que no se puede creer en nadie, donde menos esperas te salta un corrupto de marca mayor. Y da pena ver en la prensa que están pagando 30 mil dólares como recompensa por encontrar a Toledo, y esa vaina da pena que jode, porque es muy poco lo que piden por un tipo que ha robado tanto.

Nuestra esperanza blanca es ce-ene-ene. Le estamos dando por todo el medio al chavismo. Nadie los eligió, pero ellos representan mejor a nuestra oposición que nosotros mismos que no servimos para nada, sino para apoyar a todos aquellos que ataquen a Venezuela para ver si de una vez, eso sí, de la manera más decente, salimos de este régimen que nos tiene a dieta.

El papá de Margot llegó diciendo: “Sacaron a ce-ene-ene del aire y la que está en el aire es la MUD, porque no tiene quien le pare bola”. Y se fue al cuarto y le metió su coñazo a la puerta tan duro, que el televisor se prendió solo y un vecino gritó: “¡Yaaaaaaaaaaa, carajo!”

—Mira, mira, mírame de frente, –me canta Margot.

 

 

Autor: 

Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.