Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Con estos hijos de engendros de la IV Maldita República «éramos felices y no lo sabíamos». Eleazar Pinto se hizo rico con sus salarios de empleado público, y tenía «cubrido sus gastos». Y no faltaba en la fiesta satánica, el ceporro y bodoque Ramos Allup. A los dos lo tengo en mi lista para irme a mear en su tumbas, no les va a pasar nada, pero es un acto simbólico que nos invita a recordar como estos mal paridos destruían la nación. Espero que algunos conocidos que me vayan acompañar no les haya dado «El Alzheimer Infodemia», como les sucede a algunos contemporáneos que la Digepol les quemó el culo pero dicen que se podía comprar «sulfadiazina de plata» para calmar la quemadura.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2021