Sobre el autor

Artículos Relativos

Un Comentario

  1. 1

    Tartufo

    Espero que Luis Arce, no se le ocurra una de Gandhi, de la Madre Teresa, o de Chávez con el Cristo en la mano perdonando a todo el mundo. » Ni un tantito así» como decía El Ché Guevara. Que los dioses de sus ancestros indígenas, entren en sus sueños y le recuerden lo que hacían los malditos conquistadores españoles, bendecidos por la genocida iglesia católica, con sus antepasados. Si no es posible, entonces Bolivia seguirá jodida, y comenzará el nazi Leopoldo Camacho López, con su caterva de terroristas a descomponer nuevamente al país.
    Por lo menos para comenzar con buen pie, es darle 48 horas a la USAID para que abandone Bolivia, con el enemigo que se perdona y sigue en el plan de enemigo, no se puede ganar una batalla. Cuantos problemas se hubieran evitado en Venezuela si por lo menos la dirigencia se hubiese comportado como «zorro y león» (Maquiavelo), ni siquiera que andaban de «pipí agarrados» con Fidel, no lo entendieron. Y Evo, ni hablar, la Espada de Damocles pendía casi rozando su cerviz, hasta que se la clavaron sin piedad.
    Otra vaina, un gobernante no debe estar mezclando sus creencias religiosas con su comportamiento político, sus decisiones deben estar sustentadas en la realidad, en lo tangible, «si Dios lo quiera», no arregla los problemas de una nación; y por lo que percibo el Todopoderoso se tomó unas largas vacaciones. Los ricos se hacen más ricos, los comerciantes especulan sin piedad, los terroristas son perdonados, el pueblo pasa necesidades, y por supuesto la impunidad se regodea de la mano de Guaidó.
    Ojalá que Arce, no se deje ablandar, y trate lo posible de sacar a Bolivia del sumidero que lo metió la puta porno «La Yanice», con sus cabrones generales rosados.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensartaos 2020