Saludos estimado camarada

Saludos estimado camarada:

He leído con gran pesar y tristeza, el cercano cierre de ENSARTAOS un diario que no solo informa la verdadera verdad (porque existe una verdadera mentira) sino que además se planta sobre el camino de lo más sagrado y excelso del ser humano: la revolución, para tratar de borrar la conducta disruptiva y la negación con la cual se quiere interrumpir y dejar inconclusa la vocación que tiene el ser humano de interpretar el profundo laberinto donde ella nace.

Toda revolución es el retrato de una sociedad que quiere vivir. Que no acepta limitaciones ni caminos cerrados y nadie es mejor juez de esa revolución, que el hombre o la mujer a quienes se trata de aislar y desproveer de una sana alegría. Pero más aún, aquel que con su sabiduría, experiencia y conocimientos atesorados, nos aconseja y guía y nos brinda el apoyo enérgico de su pluma.

Que mayor satisfacción para ti y para los lectores de ENSARTAOS el sentir intacta esa obstinación de verdad, que no se puede otra cosa sino admirar y respetar. La persecución de la verdad, su captura, su presentación instantánea al lector, destroza la espera pasiva, miserable y humillante a la que quiere condenarnos el depredador capitalismo.

La irreparable pérdida que ocasionaría a la revolución el desprendimiento de este sensible y extraordinario órgano de lucha, será en extremo muy significativa. Elevo mis plegarias porque esas horas no lleguen y se pierdan en el camino. En todo caso tu espíritu emprendedor, seguro estoy, nos dará la oportunidad de encontrarnos con tus nuevos trabajos, que también estoy seguro, abundan en tu trayecto. En una de esas encrucijadas nos encontraremos y mi ayuda, aunque humilde, estará dispuesta al avance.

DIOS SALVE A ENSARTAOS Y LE OTORGUE LARGA VIDA

Luis Cornieles

En este articulo