Ramos Allup, los adecos no olvidan que decapitaste a CAP y acabaste con el  partido, por Iván Oliver Rugeles

Este tema ya lo habíamos abordado hace varios años atrás a través de este mismo medio y de nuevo lo traemos al tapete de la actualidad, sencillamente porque en estos últimos comicios para gobernadores hemos visto que el partido AD resultó ser la única tolda política opositora que, frente a la apabullante derrota que le propinó el chavismo al llevarse el 75% de las Gobernaciones, salió gananciosa en esa jornada electoral, pues de sólo cinco que obtuvo la oposición, AD se llevó cuatro y resulta interesante rememorar ese evento del CAP decapitado, porque marcó un antes y un después en la vida de esa agrupación política, como fue, desde nuestra particular visión, su desplome en picada y porque uno de los directos responsables de esa trágica implosión, quizás el de mayor peso, es quien a la fecha y desde hace varios años funge de jefe o, para mejor decirlo, el Cacique Mayor de ese partido, Henry Ramos Allup y sino que se lo pregunten, por ejemplo, a quien ocupó la presidencia del partido hasta el año 2010, Víctor Bolívar, pero, también a los que igualmente fueron altos dirigentes de esa tolda política, Antonio Ledezma y Claudio Fermín…

AD llegó al gobierno en 1945 por la vía del golpe militar al Presidente Constitucional Isaías Medina Angarita, para ser despojado de allí en 1948 por los mismos militares que le acompañaron para derrocar a Medina y luego regresa al poder en 1958, a la caída del General Marcos Pérez Jiménez, en el cual se instala por 40 años en perfecta articulación con el partido Copey hasta el triunfo del Comandante Hugo Chávez Frías en 1999, dejando un saldo de asesinados y desaparecidos que superan las 10 mil víctimas https://www.telesurtv.net/news/Represion-en-Venezuela-dejo-10-mil-victimas-entre-1958- a-1998-20170223-0030.html, a un pueblo acogotado, además, con un desempleo atroz que superaba con creces el 15% del trabajo formal y más del 60% entre el informal y el subempleo, con un analfabetismo galopante, así como marginado a los mayores extremos de la distribución de la renta petrolera que se la repartía a su antojo la oligarquía perversa y voraz que por décadas había estado en el poder directamente o través de cipayos a su servicio, para hacer lo que le viniera en gana…

De manera que episodios como esos es muy interesante traerlos a la memoria para que no se nos olvide la tesitura moral y criminal de quienes con ese triunfo pírrico obtenido en estas pasadas elecciones, pudieran pensar que están cerca de volver al poder, de lo cual estamos totalmente persuadidos de que eso es un imposible. A lo interno del partido blanco existen y se han agudizado desde hace más de dos décadas demasiados desencuentros en los niveles de dirección que no solamente explican la decapitación de CAP y su encarcelamiento, sino el hecho muy real de que allí y desde entonces, se ha librado una batalla campal que terminó por destrozar el partido quedando sólo de él una pequeñísima agrupación que la tomó para su absoluto control y beneficio político Ramos Allup. Es una historia que aún no ha sido escrita con el debido rigor, lo que quizás jamás ocurra, dado que ninguno de los actores de ese proceso tiene alguna significación política para un pueblo como el venezolano que puede jactarse y hacer gala de poseer tantas cosas realmente importantes sobre las cuales colocar sus ojos y sus oídos…

Vale agregar a estos comentarios sobre la realidad de un partido que fue prácticamente incinerado y que quienes tuvieron alguna posición de relieve en su conducción, salvo Ramos Allup que optó por quedarse con las cenizas, o andan solos viviendo del pasado o arrimados en partidos como Un Nuevo Tiempo, o Primero Justicia, o Alianza Bravo Pueblo, o Voluntad Popular, etcétera, etcétera, un fragmento de la entrevista del periodista Ricardo Escalante, personaje éste que no está demás decirlo, es antichavista visceral, a la hija del presidente Pérez con Cecilia Matos, Cecilia Victoria Pérez Matos, publicada en 2014, la cual giró en torno la negativa de su madre y toda la familia de participar en unas segundas exequias al expresidente en Venezuela. Esto recoge el comunicador de su encuentro con la joven profesional del derecho: “Yo estaba pequeña, pero no puedo olvidar cómo el señor Henry Ramos participó en la expulsión de mi padre del partido, y cómo los altos personajes del partido le dieron la espalda mientras él estaba vivo. Yo no habría tenido cara para mirar y escuchar al señor Ramos Allup durante aquellos homenajes póstumos. ¡No!”, dijo al referirse a su negativa a participar en las segundas exequias del exmandatario realizadas en Caracas en octubre de 2011.” (1)

Pero sigamos sobre los episodios de la última etapa de la vida de CAP, como el más alto dirigente de AD, dada su condición de Presidente de la República, respecto de su destitución y expulsión de su partido, leyendo lo que nos narra el mayor diario del vecino país de Colombia, El Tiempo de Bogotá en su edición del 7 de octubre de 2011, debiendo precisar antes que el CEN del partido AD toma esa decisión en mayo de 1994 (2) y la Corte Suprema de Justicia dictó la sentencia en su contra por malversación de fondos públicos y su prisión por dos años y cuatro meses, en mayo de 1996 (3).

“El CEN tomó la decisión mediante la interpretación del artículo 134 de los estatutos de AD, que ordena la expulsión definitiva cuando el militante haya incurrido en la comisión de los delitos (…), haya sido condenado o no por los tribunales de la jurisdicción ordinaria (..) En reñida decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de AD, Pérez fue excluido como militante del partido que lo hizo dos veces Presidente de Venezuela y líder del mundo en desarrollo.”(4)

“La exclusión fue adoptada en reunión del CEN de 34 miembros, del que hacen parte ex candidatos presidenciales y líderes sectoriales de AD, de orientación socialdemócrata, ahora al borde de una división en principio irreconciliable. Para defender a Pérez poco pudieron hacer los nuevos dirigentes y los líderes progresistas como Claudio Fermín y Antonio Ledezma, ante el peso del sector fundamentalista que dirige el secretario general del partido, Luis Alfaro Ucero. Después de ocho horas de encendidos debates, la votación fue de 21 votos contra 7.

El CEN tomó la decisión mediante la interpretación del artículo 134 de los estatutos de AD, que ordena la expulsión definitiva cuando el militante haya incurrido en la comisión de los delitos (…), haya sido condenado o no por los tribunales de la jurisdicción ordinaria.

Los defensores de Pérez sostuvieron sin éxito que el ex presidente no ha incurrido en delito alguno, pues hasta ahora es un simple sospechoso que será sometido a un proceso en el que puede ser declarado inocente.

También cabe la expulsión cuando al militante se le impute la comisión de cualquier acto público o privado que ocasione escándalo público o lesione el nombre y la reputación del partido, para lo cual se entenderá por escándalo público, junto con la veracidad del hecho, el impacto social que la misma genere.

Pérez está preso desde el miércoles pasado, acusado por la Corte Suprema de Justicia de cometer los delitos de peculado y malversación de 250 millones de bolívares de un fondo secreto destinado a garantizar la seguridad del Estado venezolano.

Según la decisión, se estableció una semana de plazo para que la sanción al ex presidente sea ratificada por el Comité Directivo Nacional (CDN) del partido.

Si la Corte declara inocente a Pérez, AD podrá rehabilitarlo como militante, pero la decisión se adoptará con el voto de por lo menos las tres cuartas partes de los miembros del Tribunal de ética Partidista.

Pérez se aloja en un pequeño apartamento independiente construido dentro de la cárcel donde está detenido, y dispone de un teléfono celular para comunicarse con el exterior, según versiones atribuidas a sus allegados.

El apartamento, conocido como Suite Ríos, consta de una alcoba cómoda con baño, una sala de recibo, un pequeño comedor y una cocina integral con nevera y otros equipos. Además, tiene agua fría y caliente, televisión, y un espacio suficiente para caminar al aire libre.

Está en un costado del Internado Judicial de El Junquito, un retén o cárcel de paso para sindicados, 18 kilómetros al noroeste de Caracas, en una zona de clima templado, bajo el cuidado de un destacamento de la militarizada Guardia Nacional (GN).

Ayer, Pérez, dedicó parte del día a recibir a algunos allegados, estudiar aspectos relativos a su defensa, y enterarse de que el lunes próximo la Corte Suprema de Justicia le informará de manera oficial que está formalmente detenido…”

Vale añadir, ya para cerrar este recordatorio, que en 1997, aún estando preso CAP, sus copartidarios le crearon el partido MAPN (Movimiento de Apertura y Participación Nacional), de cuya existencia a la fecha lo desconocemos totalmente, sólo que para las elecciones de 1998 postuló a Miguel Rodríguez, quien fue su ministro de Cordiplan, en las cuales éste personaje obtuvo apenas el 0,33% de la votación y luego en las de 2011, cuando optó por apoyar la candidatura de Manuel Rosales y allí obtuvo el partido la insignificante votación del 0,22% (5).

Por su parte, Acción Democrática un año después, en 1998, prácticamente se esfuma del mapa, cuando sus dirigentes, frente al nuevo contendor que apareció en el escenario político para las elecciones de ese año, Hugo Chávez Frías, como un huracán imbatible, entre los cuales Ramos Allup era una de las voces de mayor peso, optaron por echar al basurero la candidatura natural de su propia tolda, el Caudillo Luis Alfaro Ucero y apoyar con la seguridad del triunfo, al “ilustre” burgués valenciano Henrique Salas Römer, quien tenía como su más importante credencial, haber sido gobernador de Carabobo (1990/96), apostando así a ganador en unidad con todos los partidos de la derecha criolla, logrando con ello la más resonante de las derrotas de toda su historia, lo cual determinó que casi desapareciera, como lo hemos dicho, de la arena política del país…

No olvidamos que el Caudillo de Maturín, hombre ya con muchos años encima y quien falleciera en 2013 a la edad de 92 años, fue expulsado del partido por negarse a renunciar a su candidatura y esto le dijo a los medios, una vez que conoció de la medida de la dirección nacional de su partido: “Ni con los votos de AD Salas Römer gana”…y así sucedió…!!!

Notas:

1) https://www.aporrea.org/oposicion/n290563.html

2) Los únicos Estatutos de AD que localizamos en la red fueron aprobados en febrero de 1996, de manera que este artículo 134 debió haber sido modificado, pues en dicho texto no hay ninguno que se le parezca y por otra parte no fue posible lograr la versión completa de los Estatutos vigentes para el año durante el cual el CEN del partido (1994) dictó la sanción de expulsión de Pérez. En forma aislada, de la página de Noticias24.com, hemos tomado entre comillas este texto que según ese medio corresponde al artículo indicado: “falta grave a la moral y a la ética el hecho de que un militante se le impute la comisión de delitos previstos en la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Público, haya sido o no condenado por los tribunales de la República”.

3) http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/241120/hace-18-anos-el-expresidente-carlos-andres-perez-fue-condenado-a-prision/

4) Estos hechos lo recuerda el diario El Tiempo de Bogotá en su edición digital del 7 de octubre de 2011, por la vía de reeditar su texto original que apareció en la edición impresa en su momento, en la Sección Internacional del 20 de mayo de 1994, bajo la firma del periodista Orlando Gamboa.

5) https://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_Apertura_(Venezuela)

En este articulo