Reglas de oro para no perderse en la vida (Me lo ha enseñado la experiencia)

Por: José Sant Roz

  1. No esperar mucho (a veces nada) de las personas, incluso de aquellos o aquellas a los que más amas. Y uno siempre, en todo momento dar todo lo más elevado de sí, sin esperar absolutamente nada.
  2. No busques la perfección porque encontrarás la ruina (Bolívar).
  3. Hay que dudar de todo lo que a uno le cuentan. No pensar mal de alguien porque otros lo critiquen.
  4. Hay que tener cierta tendencia hacia el escepticismo. Ejercer la crítica y sobre todo la autocrítica. Y entender, que por lo general, que al juzgar a las personas son más las veces que nos equivocamos que aquellas en las que acertamos.
  5. Hacer todo lo posible por ser preciso en lo que se dice, en el lenguaje.
  6. El don más preciado de todos es saber perdonar. Jamás sentirse herido por todo lo malo que se diga de uno.
  7. Jamás salir a defenderse de las miserias, calumnias o las bajezas que se ejerzan en contra de uno. Defenderse muchas veces es rebajarse.
  8. Ser generoso y apasionado. Evitar la mentira con los seres que uno ama y respeta profundamente, pero a la vez entender que la sinceridad y la ingenuidad suelen traer desgracias e incluso desengaños uno tras otro.
  9. Uno siempre debe adelantarse a tratar de entender a los demás, y jamás esperar que lo entiendan a uno.
  10. El mayor descubrimiento de la filosofía griega es el significado de la PERSONA, es decir la MÁSCARA. Máscara y persona es una misma cosa, de modo que el arte de la mentira, la hipocresía y el disimulo lo lleva cada cual como una defensa y es lo esencial en el comportamiento protocolar o diplomático de las relaciones en la vida. No debemos hacer mucho juicio moral sobre esto. Cada quien lleva su máscara y allá en el que crea en ella.
En este articulo