EL SANEDRÍN VENEZOLANO SUS FARISEOS E ISCARIOTE

Este no es un ataque contra la iglesia católica venezolana, es contra unos “primados” y algunos que constituyen sus compinches fariseos. Soy católico fui practicante hasta hace tres años más o menos, decidí dejar de asistir a la iglesia y participar de la Eucaristía, gracias al mismo “padrecito” que sacó a la dama de la iglesia de La Candelaria, Miguel Acevedo, debido a que le reclamó por su homilía politizada, no fui tan valiente, solo me limitaba a salirme cuando empezaba a tratar temas diferentes a los espirituales o las reflexiones en cuanto a la Palabra de esos domingos.

Esto es solo parte de la punta del iceberg, pues en las “alturas” del Sanedrín Venezolano, léase Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), ya desde hace años han abandonado su condición de sacerdotes católicos para convertirse en operadores políticos, perdieron la Gracia y ahora ellos son la desgracia del catolicismo.

Es inaudito que durante una homilía se trate de disfrazar dentro de las enseñanzas de la Biblia y de Cristo Nuestro Señor, manipulaciones políticas y de las personas, que uno tiene que presenciar y escuchar con estupor. En la eucaristía del Domingo de Ramos en la Iglesia San Pedro de Valle Abajo, el sacerdote entretejió un discurso político en su “reflexión”, lo último que escuché cuando salía fue algo como “no hay que tener miedo hay que luchar hasta la muerte”; igualmente sucedió en la Eucaristía del miércoles santo, en la iglesia La Consolación de Santa Mónica, sin embargo este dizque sacerdote no disfrazó nada, atacó directamente al gobierno, leyendo de un papelito que tenía quizá eran algunos lineamientos emanados del sanedrín criollo que, quizá, anotó para no olvidar o tal vez se lo hicieron llegar directamente de puño, letra y verbo de alguno de los “primados”. Era tal la coincidencia que también aquí se escuchó la frase “hay que pelear hasta la muerte” deslizada entre pseudo palabras de aliento debido al apoyo a las enseñanzas de Nuestro Señor. 
La falsedad y la distorsión era tal que “revelaba” que había familias sin viviendas por responsabilidad del gobierno, por lo visto, si sigue la “doctrina borgiana de que las viviendas fabricadas por la Revolución son maquetas, y que las dos millones de viviendas entregadas a familias con necesidad de techo es falsa, así como el proyecto para construir y entregar para 2019 la vivienda número tres millones  y para el 2020 llegar a la vivienda cinco millones. El discurso político-pseudo religioso, porque no fue una homilía, estaba lleno más de manipulaciones y medias verdades que de lo que debía contener en esencia, la Palabra de Jesús y la interpretación de su sacrificio por la humanidad.

Estos sanedrines, como parece que viene ya desde épocas antiguas, pierden totalmente las enseñanzas de la religión que nació de la palabra de Nuestro Señor, debido a estos manipuladores degenerados, es que crearon aquella frasecita “La Religión es el opio de los pueblos”, no estoy de acuerdo con ella, pues quienes son el opio, son los que manipulan a través de sus palabras y acciones las enseñanzas de Jesús, para usarlas en su propio beneficio, y estar cerca del poder y las comodidades que obtienen de este.

Aún recuerdo cuando asistir a la Eucaristía llenaba de tranquilidad mi alma y mis pensamientos, cuando la interpretación de la Palabra, era un remanso de paz y esperanza para todos, ahora se convirtieron en palabras que hasta inducen incluso a una guerra fratricida “sin miedo y hasta la muerte”

En estos momentos en que la Patria sufre la arremetida de los poderes imperiales mundiales las caretas caen y se ve al desnudo quien es quien en el escenario mundial y local, se conocen a los verdaderos amigos del Pueblo humilde y quienes solo lo apoyan con pañitos calientes e hipocresía. Venezuela demuestra con su “mal ejemplo” como un gobierno sí puede atender a sus ciudadanos en todas sus necesidades, sin dar limosnas y defendiéndolo como un verdadero paladín de la Justicia Social, con viviendas, salud, educación, alimentación etc. Al igual que Jesús y sus enseñanzas amenazaron al establishment de aquella época, nuestra Revolución lo hace con el de la actualidad, por ello el Imperio junto a sus perritos falderos y cómplices están empeñados destruirnos y echar garra a las riquezas que son del Pueblo venezolano y que nos proporcionan bienestar

Ya hablé del Sanedrín venezolano y los Fariseos, ahora un poco de los Iscariotes entre los que se encuentran aquellos quienes la Revolución ha ido decantando y ya sin máscara presentan en toda sus desnudez sus aviesas intenciones, sin embargo aún estamos cundidos en el entreverado del tejido gubernamental con estos “seres”, que no solo son Iscariotes por traidores, también lo son todos aquellos corruptos quienes con sus acciones obtienen riquezas ilícitas que birlan del erario nacional, también pertenecen a esa casta todos aquellos opositores, que trabajando para el gobierno nacional o en las empresas del estado, sabotean e impiden el normal funcionamiento de estas dañando el buen vivir de los venezolanos y de los nos acompañan dentro de estos 916.050 kilómetros cuadrados que son la Patria llamada Venezuela.

Que viva Venezuela mi Patria querida, que vivan Chávez y Bolívar carajo

 

Charles Ruiz

En este articulo