BOLÍVAR Y SANTANDER – DOS POSICIONES CONTRAPUESTAS